lunes, 9 de julio de 2018

¡A viajar, BEBETECA!


Estreno el verano con muchísimas ganas de mar, de sol, de brisa, de descanso. Las ganas de viaje me sobran porque estos meses prometen muchos aviones, así que cojo mis maletas, las lleno de libros y me voy a las islas orientales a disfrutar de todo eso y más.

Me marcho con la BEBETECA VIAJERA, un proyecto que hemos definido Isabel Bolívar y yo en ese empeño  por desarrollar acciones culturales para la primera infancia. No puedo encontrar mejor timón, mejor barco y mejor tripulación para cada viaje que esta muchacha incansable.

El proyecto está impulsado por la Dirección General de Protección a la Infancia y la Familia del Gobierno de Canarias, al cargo de Carmen Morales, que ha aceptado encantada la propuesta de crear espacios de ocio en familia alrededor de la literatura, el juego creativo y el arte.

Está dirigido a familias con bebés en edades comprendidas entre los 6 y 36 meses y está siendo instalado en centros infantiles o bibliotecas de las islas no capitalinas.

BEBETECA VIAJERA comenzó con Isabel en mayo y junio y ya se han visitado las islas de El Hierro, La Palma y La Gomera. 

Durante julio y agosto seré yo quien visite a la provincia oriental, comenzando este jueves 12 en Arrecife (Lanzarote) y continuando el 3 de agosto en Puerto del Rosario (Fuerteventura). En Lanzarote ya están todas las plazas cubiertas y en Fuerteventura aún quedan plazas.


En Lanzarote ya se ha publicado la noticia en diferentes medios: La revista digital Lancelot y en Alsolajero. ¡Qué bien!

En este caso los proyectos serán recibidos por las Bibliotecas Municipales de las capitales y se ejecuta en tres acciones:
- Instalación de un rincón de lectura (Bebeteca)
- Cesión de la maleta viajera (material de libros, instrumentos y títeres que se queda en el espacio de forma fija para el disfrute público)
- Un taller puntual, que inaugura la Bebeteca Viajera, denominado Expresarte pasito a pasito.

El Rincón de lectura conformará un pequeño espacio de Bebeteca (biblioteca para bebés), con una pequeña selección de libros en un espacio confortable.
Por su parte, la maleta viajera, que forma parte también de esta Bebeteca, es un material itinerante, de préstamo, que contiene una guía didáctica que ayudará a las familias a trabajar la estimulación temprana a través de la lectura y del juego creativo con libros, títeres, instrumentos y otros objetos. Por último, el taller Expresarte pasito a pasito es una acción que culmina la presentación del proyecto y consta de una sesión de Bebecuentos y una actividad plástica, y que cuenta con aforo limitado a 20 bebés (con dos acompañantes máximo por bebé).

Isabel Bolívar en la instalación de la Bebeteca en El Hierro

¿Y por qué todo esto?
Creadoras, organizadores y patrocinadores coincidimos en la necesidad de incrementar el acceso y disfrute de actividades artísticas y culturales a familias con bebés, especialmente en las zonas más apartadas a nivel geográfico,  entendiendo la importancia de compartir espacios de ocio de calidad, y los beneficios que esto presenta para el desarrollo integral de los más pequeños de la casa.

No quiero olvidarme de nombrar a Nareme Melián, encargado de crear el cartel tan hermoso que hace que nuestro bebé disfrute y vuele con sus libros. ¡Vamos allá!

sábado, 30 de junio de 2018

No se vuelve de la escuela

De la Escuela de Verano de AEDA de este año es difícil volver.
Es difícil decir adiós a tantas voces amigas, a los brazos, las voces y los ojos que acompañan, protegen y muestran. Ha sido una fiesta y la resaca permanece.

Comenzó con la Jornada destinada al álbum ilustrado que arrancó conociendo a Cecilia Silva-Díaz y continuó con la participación brutal de dos compañeras de oficio a las que admiro aún más si cabe: Alicia Bululú y Mon Más. Finalizó con la conferencia del querido Nono Granero y hubo un par de descubrimientos más por el camino. Llevar a cabo el taller Contar para bebés fue sencillo, fue agradable, fue bello, fue compartir entre compañeros/as.


Y luego arrancó la escuela y hemos disfrutado cuatro mañanas intensas con Celso Fernández Sanmartín y los compañeros y compañeras del curso, y esto que me ha llenado tanto que me voy desbordando por las calles.


De un curso de 20 horas como el de este año no se vuelve, se queda una prendida, a saber si para siempre.
Aprendí qué es el aire del lobo, la perseverancia de la nieve atravesando el suelo, que hablar del tiempo es poner la base para la empanada, que nadie nos va a contar quién nos quiere salvo nosotros mismos, que los cuentos tratan lo mismo de lo que trata la vida, que las campanas hablan, que no es lo mismo contar teniendo alguien a quien agradecerle, que no hay ningún marinero que cuente mal, que entre AQUÍ y ALLÍ están todas las historias que luego puedes contar, que hay silencios sólidos, que historias de vida es lo que tenemos, que somos las personas de las que hablamos. Que para contar no hay más que vivir. Que nunca hay que dejar la verdad por debajo, que lo superfluo es el estilo. Que la abuela de Israel le quiso como supo y Álvaro, cuando se hizo mayor y volvió a escuchar a la suya, la escuchó distinto. Que un señor se murió con la pena de que no le creyeran algo que le pasó. Que a las Arceas les comen el cerebro, que estimemos lo que hagamos y hagamos lo que estimemos. Y me llevo a Antoni Benaiges, que lo fusilaron antes de que pudiera llevar a sus alumnos a ver el mar por primera vez. Y a las viejitas y viejitos de la residencia, con sus zapatillas de levantar rellenas de bolas de navidad encendidas, y a los libros de poesía y a la pandereta.


Me llevo los sobres escritos por Celso, las notas en sus manos, sus dedos, su brazo, las cartas, las postales, su sensibilidad y vehemencia, el modo en que conmueve, su forma sherezadiana de decir que nos lo cuenta mañana. Todo.

Me llevo la generosidad de mis compañeros/as. A Sandra, que me contó sobre la niña que fue gaita después de morir, a Iñaki, que cavó la tumba de sus abuelos. A Nicole, que nos habló sobre sonreír a la muerte, a Elena, que se salvó, a Caxoto, que sí que lo recuerdan, a Estibi y las papas con salsa de berenjenas, a Néstor y Tania, a Alberto y la Alisa, que al menos eso quedaba. A todas y todos los que me falta nombrar. Gracias por la emoción compartida, por sabernos distintos a partir de ahora y unidos por otros hilos.


Un gustazo de experiencias compartidas, de fiesta, de retos, de ratos de almuerzos y paseos, de risas y complicidad. Hoy regreso a casa, pero todos ustedes se vienen conmigo. Al sol, a tender los huesos calados.

Gracias, equipazo de escuela (Pep, Raquel, Alberto, Elia, Mario), por tan fantástico curro y organización.

Hasta el próximo año. O no. O sí. O también.

PD: gracias, Néstor.




jueves, 21 de junio de 2018

Contar libro álbum a bebés

Está siendo un junio como si fuera un abril. Florecen los retos y el ritmo se multiplica para poder alcanzarlo todo. Así llegaré a la V ESCUELA DE VERANO DE AEDA que este año tendrá lugar en Graus, Huesca.

Antes de comenzar la escuela, desde hace cuatro ediciones se celebra una Jornada formativa sobre Narración Oral y Lectura que cada año versa sobre un tema específico. Este año el tema escogido ha sido, para mi entera felicidad, "Contar con libro álbum". Aquí tienen el programa de la Jornada para que echen un vistazo a tanta maravilla. 

Podré conocer finalmente a Cecilia Silva Díaz, cuyos estudios sigo desde que, hace años, empecé a profundizar en el libro álbum. También podré asistir a la mesa de experiencias que tendrá lugar con fantásticos compañeros de profesión que trabajan con libro: Nono Granero, Alicia Bululú, Mon Mas... 


Por la tarde tendrán lugar los talleres y participaré con uno de dos horas titulado "Contar libro álbum a bebés". Serán cuatro talleres simultáneos con diferentes centros de interés entre los que los asistentes tendrán que elegir.

Me he puesto manos a la obra para aunar las ideas relacionadas con el libro álbum y mi trabajo con los bebés y concentrarlas en un taller informativo pero también práctico en el que la gente pueda analizar, debatir y crear. ¡Qué ganas!


Me he emocionado de lo lindo seleccionado ilustraciones de Noemí Villamuza para que también cuenten cosas en el Power Point, ya que la ternura y exquisitez con que trabaja encaja perfectamente con las ideas que quiero transmitir en el trabajo con bebés.

En fin, tiempo de compartir, tiempo de aprender, tiempo de disfrutar. ¡Seguimos!

Actividad patrocinada por CANARIAS CREA 




viernes, 8 de junio de 2018

Los cuentos enmarañados de Diego G. Reinfeld

He tenido la suerte de poder acudir a la sesión de cuentos para personas adultas de mi compañero Diego G. Reinfeld titulada “Cuentos enmarañados” y quiero escribir esta breve entrada para plasmar de alguna manera la emoción que queda después de ver algo tan bien hecho. Esas cosas que cuando las vives las tienes que compartir, porque se trata de vivir para contarla, de revivirlo mientras se narra, como un buen libro o una buena peli.
Se realizó en la Fundación Cajacanarias, un lugar que ha comenzado a programar cuentos para todas las edades y que ha incluido los cuentos para adultos por primera vez este año.


Fue una sesión que comienza con un pacto y continúa con una canción. Ya empieza bien. Nos invita a crear una película con lo que vamos a escuchar. Y eso hacemos, una película. Una de esas pelis con una banda sonora repleta de chelos (al menos en mi mente). Una de esas pelis con algunos fundidos en negro, con historias paralelas, de varios personajes que enmarañan sus historias unos con otros.

No puedo decir mucho porque sería desvelar el auténtico secreto de la maravilla: escucharlo en directo y entender lo que cada uno quiera, pero sí puedo contar que es una sesión repleta de poesía, de realismo mágico, que encandila desde la primera historia: un hombre vende enciclopedias pero en realidad cuenta historias, vende sueños, esperanza, alegría, le esperan como al buen narrador que va a abrirnos los ojos a otros mundos, un hombre que sabe, con mirarnos a los ojos, cosas que nos paralizarían o nos devolverían la vida. Y tras su historia, otras cuatro, que se encadenan con un hilo conductor definido y sorprendente. El final, absolutamente maravilloso, un desenlace en el que todas las preguntas, o casi todas, encuentran respuestas, se generan otras tantas y se queda en el aire ese olor agridulce a flores de cementerio, ese olor a vida encharcada en ausencia, ese olor a muerte que no lo es, a cambio, a recrear y recreer, volver a creer en lo que no era posible.

La que queda es una sensación de puro goce estético tras haber escuchado, es decir: una experiencia sensorial. De esas sesiones de las que sales queriendo ser mejor narradora pero también mejor persona, mejor humana, mejor ser vivo.

Todo lo contado es de creación propia, narrado con una voz honesta, sincera, profunda, de los que se entregan y se emocionan cuando lo hacen.

Es un lujo descubrir a las personas que cuentan a través de lo que cuentan. Y sobre todo cuando se trata de un compañero con el que he compartido tanto camino, desde hace tantísimos años.

A la fantástica experiencia se le sumó tener a una amiga embarazada a mi lado y sentir las patadas de la bebé en su vientre mientras escuchaba, como quien empuja la vida para agarrarse a las historias.

En fin, estoy tan agradecida por tantas cosas… pero bueno, de entre todas ellas, hoy escojo agradecer a Diego este trabajo impecable.

¡Seguimos!

sábado, 2 de junio de 2018

Mujeres en la literatura infantil y juvenil


El pasado viernes 25 de mayo tuvo lugar en La casa del baobab una tertulia sobre "Mujeres en la literatura infantil y juvenil".

La propuesta surge desde las propias libreras, que llevaban mucho tiempo gestando en sus cabezas un encuentro de estas características, principalmente para aunar mujeres que trabajaran en el ámbito de la literatura infantil y que pudieran reflexionar juntas desde la experiencia personal y profesional sobre algunos aspectos.


Así fue como nos convocaron a 7 mujeres y una moderadora:

- Isabel Ruiz Ruiz, ilustradora

- Sonia Saavedra, escritora

- Alicia Borges, ilustradora

- Elsa Estrada, ilustradora

- Lola Suárez, escritora

- Itziar Fernández Cortés, escritora

-La que escribe, como narradora de cuentos.

Inmaculada Hernández, filóloga, moderaba,

La tertulia comenzó con Inmaculada presentando brevemente a cada una, que habíamos respondido a la pregunta "¿Qué libro les ha marcado?". Después vino el por qué de esta tertulia: la necesidad, en el día a día profesional, de responder a las necesidades y solicitudes de padres, madres y profesorado que busca literatura como vía para tratar en sus casas o en las aulas situaciones que requieren promover valores de igualdad, tolerancia, respeto y demás.


Cada vez nos encontramos todos/as con más situaciones de este tipo, con más preocupación por la educación en igualdad.

De esta manera, decidieron contar con siete mujeres emprendedoras que en sus respectivas profesiones están llevando a cabo proyectos encaminados a cómo las libreras entienden la literatura y su mundo.

Así, se lanzaron algunos temas, en los que también participó el público asistente:

-  Desde la experiencia de cada una como lectora, alumna, hija, madre, escritora, profesional, ¿cómo ha vivido a lo largo de su vida el papel de la mujer en la literatura?

- ¿Cómo valoran en estos últimos tiempos la visibilización que se le está dando a la mujer en los cuentos infantiles?

-  ¿Qué papel juega la comunidad educativa en transmitir valores de igualdad?

-¿Qué llevó/a a cada una escribir/ilustrar/narrar historias que promueven valores de igualdad y donde la mujer tiene un papel relevante?

También hablamos de si, como mujeres, habíamos sentido en algún momento que nos era más complicado acceder a puestos de trabajo, posiciones de poder y demás.


Fue una charla que se me hizo corta, con muchos temas interesantísimos que requieren mucho tiempo para ahondar y debatir. Agradezco enormemente a estas fantásticas libreras su trabajo y su propuesta y esperemos que pronto podamos repetir.

¡Seguimos!


miércoles, 30 de mayo de 2018

GIANTS are GIANTS

Esta pasada semana he vivido una experiencia fantástica. He tenido en casa alojándose a dos  narradores impresionantes: Alice Fernbank y Svend-Erik Engh. Ella inglesa y él danés, viven ahora en Escocia, donde les conocí hace unos años. Juntos miden 3, 85 metros, juntos calzan una talla 94, juntos han conformado la propuesta GIANTS, storytelling performances and workshops.


Alice es una muy buena amiga, así que la "obligué" a visitarme en Tenerife. Aprovechamos que venían para proponer a algunos centros escolares (IES) que llevaran a cabo sus sesiones y talleres y ha sido un absoluto éxito. Un lujo poder verles y disfrutarles. A ellos y al alumnado que ha sido partícipe. Acudieron al IES Cabrera Pinto en La laguna y al Colegio Hispano Británico. En ambos centros para alumnado de 2ºESO.

GIANTS propone, desde la Narración Oral, hacer que se diviertan y disfruten escuchando historias. Después, que hagan eso mismo pero contando la historia.
El alumnado desarrolla vocabulario, gana confianza en inglés y sobre todo trabaja y disfruta en equipo.

Cuando comienza todo, los dos giants se presentan como gente alta que son y explican que van a contar historias de gigantes. Antes de empezar hacen un breve repaso de algunas palabras que puedan generar dificultad (piden al alumnado que adivinen el significado o que lo describan en inglés si saben. Como ellos no hablan español los chicos y chicas se esfuerzan bastante en hacerse entender).
Después les muestran algunas frases clave que puede que se repitan más de una vez para facilitar comprensión y futura participación. Y comienza la historia.

Cuando termina la sesión de cuentos el alumnado recibe un taller sobre uno de los cuentos que han escuchado.
Se realiza un calentamiento físico y vocal y se divide el cuento contado en cinco o seis escenas. El alumnado se divide en grupos y en pocos minutos tienen que preparar una freeze frame, una imagen congelada de cada escena. Tienen que trabajar en grupo y decidir qué personaje u objeto es cada uno, dialogando siempre en inglés.

Después de este divertido ejercicio cada grupo se encargará de representar escénicamente una parte del cuento, de modo que entre toda la clase se cuente la historia. Sólo se les dan algunas frases tipo que pueden ayudarles pero el resto del lenguaje es natural, creativo, que sale de ellos. ¡En apenas cinco minutos hicieron maravillas!


La implicación y motivación de los chicos y chicas fue total. Mostraban admiración y curiosidad constantes, disfrutaron del proceso y yo me enamoré viéndoles. Me parece una propuesta riquísima para introducir la Narración Oral en las aulas de secundaria y para potenciar el disfrute en inglés.

Anécdota final: en uno de los centros, un docente tiene allí a su hija y les contó que la chica llegó a casa esa tarde y habló durante media hora seguida de la experiencia que había tenido con ellos, con un nivel de motivación tan alto que se quedaron asombrados. "Nunca había hablado tanto tiempo y con tantas ganas de algo que hubiera hecho en el colegio".
Pues eso. 

Ya se han marchado, pero estoy segura de que estos gigantes volverán. 


miércoles, 2 de mayo de 2018

La Cuna en la Rama

Terminó abril, un mes intenso, muy intenso.

Son muchas cosas las que podría contar que han tenido lugar y me han maravillado, como el estreno del espectáculo para bebés "PRIMAVERA" junto a mi compañera Isabel Bolívar, que pudieron disfrutar en dos pases unas 100 familias, o el modo en que terminó en los centros escolares el proyecto CUENTA TU CUENTO, a través de Pialte Tenerife Educa (Cabildo de Tenerife). También podría hablar del proceso de puesta en marcha del proyecto BEBETECA VIAJERA que se estrena esta semana o podría contarles anécdotas simpáticas o sufridas sobre las 60 sesiones que tuvieron lugar entre bibliotecas y centros escolares.

Pero no, quiero contarles brevemente una experiencia completamente nueva para mí: el desarrollo del curso online LA CUNA EN LA RAMA, a través de la página de El nido de Balandis.

El pasado verano Paloma Balandis ya tenía en proceso el desarrollo del proyecto CONTAR Y CRIAR, La escuela online para familias con cuento, en el que me propuso colaborar y que acepté. Quería que aunara en un taller para familias con bebés mi experiencia contando con música y libros, en una forma de acercar los libros, la poesía y la música a los papás y mamás de un modo cómodo para ellos y accesible.
No ha sido la única propuesta. Antes han comenzado la propia Paloma con el taller "En la avellaneda", Cristina Saraldi con "Chachi Comula di bu-ando" y Jose Luis Dávila con "Vuela alto".

Me propuso que hiciera seis vídeos de 20 minutos que finalmente se convirtieron en 5 de media hora cada uno. Yo le propuse los siguientes temas y así salimos adelante:


Desde que Paloma me lo propuso hasta que pude diseñarlo y grabarlo pasaron algunos meses y hemos llegado a abril, el mes del libro, celebrando con los valientes que se han apuntado nuestro interés común por la literatura infantil.


Se han inscrito 25 personas que podían acceder a los vídeos durante 20 días tras matricularse. Hemos creado un grupo de Facebook, "La cuna en la rama" donde hemos ido abriendo conversaciones y proponiendo retos/tareas tras cada vídeo, así como compartiendo los recursos y bibliografía que comentaba en los vídeos.



La respuesta de los participantes ha sido muy buena, llegando a tener post muy comentados en los que han compartido títulos de libros relacionados, poemas y vídeos cantando y contando. 

Las tareas que más han desarrollado la creatividad han sido poner música (melodía y/o ritmo) a un texto que previamente no la tenía y, por otro lado, inventar un poema a partir de algunas premisas y ponerle música, compartiéndolo también. ¡Una verdadera maravilla! Aquí  una prueba visual de tres de los fantásticos participantes:  




Ahora nos vamos despidiendo y me quedo encantada con haber podido participar en esta propuesta y vivir mi primera experiencia en formación online. 

¡Gracias Paloma, gracias participantes! ¡¡¡SEGUIMOS!!!