lunes, 11 de diciembre de 2017

De Los Silos vengo

Ayer regresé de Los Silos, del Festival Internacional del Cuento de Los Silos. Este año me mudé allí durante todo el Festival para poder ver mucho y bien, para disfrutar de cuentos y encuentros con los que somos, desde hace muchísimos años, fieles seguidores de esta cita ineludible y del trabajo de su director, Ernesto Rodríguez Abad.

Ya son veintidós ediciones de las que he disfrutado justo la mitad. Este año el tema protagonista ha sido el AGUA, y mi querido Nareme Melián ha sido el ilustrador del cartel. Me he traído una camiseta y todo, al más puro estilo fan.


He podido acudir a casi una veintena de sesiones en localizaciones de lo más dispares, con narradores de diferentes países y lugares de España. Me pude enamorar de narradores nuevos, como Ana Sofía Paiva (Portugal) y reencontrarme con Clare Murphy (Irlanda), a la que guardo un cariño muy especial y una admiración tremenda.
Fue un lujo volver a ver a Carles García (La Rioja), disfrutando más que nunca, y a Martha Escudero (México/Barcelona) fuerte y dispuesta; a Iñaki Carretero (País Vasco) dándolo todo y más durante tantas semanas.
Una suerte volver a disfrutar de la serenidad de Mohammed Hammu (Norte de África), el arrojo de Benita Prieto (Brasil), la alegría de Rafael Ordóñez (Madrid), el saber hacer de Mar González (Barcelona).
Conocí a Pedro Mario López (Cuba) y a Ana Larat (Francia), y volví a disfrutar en plazas y patios de mis queridos compañeros de isla y profesión: Héctor Ruiz, Diego González, María Kapitán, Juan Carlos Toste y Andrés Novoa. Una suerte.

Clare Murphy en el Ex-convento de San Sebastián

Carles García en el Centro de Salud

Hammutopía en la Casa del Cuento

Una de las cosas que más me gustó este año fue todos los emplazamientos nuevos en la naturaleza. Lugares que no conocía de Los Silos y que me fueron presentados a través de su historia y de cuentos.
Andrés Novoa en Los Lavaderos

Andrés Novoa contó en los lavaderos de Susana, antiguos lavaderos del barranco del Agua, construidos en 1924. También escuché a Ana Sofía Paiva en una cueva la montaña, con estas vistas del pueblo.

También hubo cuentos en espacios creados especialmente para la narración de historias relacionadas con el agua, como el Molino de Agua en el que escuchamos a Iñaki o una réplica de la Casa del Caudal en la que vimos a Ana Larat-Lini. Lugares de entrada reducida (no más de 15-20 personas) y sesiones cortas, familiares y cercanas. Una maravilla. 

Molino de agua, espacio Fonteide.

Con Juan Carlos en el interior del Molino

Uno de mis actos favoritos siempre son los Desayunos de cuento, que este año vinieron de mano de Martha y Pedro Mario. Qué delicia desayunar historias.

Martha Escudero contando en los desayunos

Hubo catas, terror, presentaciones de libros... y hablando de eso: ¡¡¡QUÉ FERIA!!! Este año cambió su distribución y estaba especialmente bonita, maravillosamente decorada por Omaira Afonso y su equipo. Me traigo libros para dar y regalar. Allí acudí a la presentación de Las Sábanas de Naoko (Pilar Ferrer) y a la sesión de Cyranas, interpretada en Lengua de Signos.

Feria del libro en el Ex-convento de San Sebastián

Y, bueno, dejo para el final uno de los encuentros que más me emocionaron: ¡¡¡¡¡conocí a NOEMÍ VILLAMUZA!!!!!. Puede parecer normal, pero poder hacer un sencillo taller con ella o hablar un ratito me conmovió. Uno de los primeros álbumes ilustrados que conté fue DE VERDAD QUE NO PODÍA y le tengo un cariño especial a su delicioso, delicado y cuidado trabajo. ¡¡Gracias por traerla, Ernesto!!
Noemí Villamuza en un taller de poesía visual

Pasaron muchísimas más cosas que no pude ver pero que Isa Robayna captó maravillosamente con su cámara y su disposición. Pueden ver todo en el blog de la web del Festival o en el Facebook.

Y gracias un año más a todo el equipo que conforma el Festival por un trabajo duro e impecable.
Gracias, Claudia Macchi, por venir desde tan lejos y dejarte disfrutar tanto, Juan Carlos, por compartir conmigo casa y ronquidos. Familias de la biblioteca de Santa Cruz, siempre es un placer verlas.
Compañeros, amigos, un lujo encontrarnos entre, con y a través de las historias.
Vuelvo gorda de cuentos, alta de cariño, rizada de ganas, con ganas de ser mejor narradora, de contar, escuchar y ver más. Madre, qué suerte de profesión.

¡¡¡Hasta el próximo año!!!

sábado, 25 de noviembre de 2017

Dos colecciones para disfrutar en la biblioteca

Este fin de semana les traigo dos colecciones que he encontrado en la biblioteca y me han gustado para compartir con nuestros más pequeños. Una en inglés y otra en español.

En inglés, se trata de THAT´S NOT MY... MONSTER/LION/BUNNY/BEAR/TRAIN/FAIRY/DINOSAUR...

Encontré estos siete títulos de la editorial Usborne Children´s Book creados por Fiona Watt.

Son libros de cartoné con ilustraciones sencillas, coloridas y definidas sobre fondo liso. Texto sencillo y repetitivo. En cada ilustración, una parte del animal se puede tocar y sentir. No suelo comentar este tipo de libros pero esta colección me parece muy apropiada para acercar a los más pequeños a la estructura "That´s not... that is..." y a una gran cantidad de vocabulario. 

Por ejemplo, en THAT´S NOT MY LION vas encontrando a lo largo del libro páginas en la que aparecen diferentes tipos de león con el rabo en una textura, otra con las orejas, otra con el pelo...y va diciendo: Este no es mi león, su rabo es muy corto. O... este no es mi león, sus orejas son muy peludas. Y así hasta que llega a la última página: ¡Este es mi león, su melena es tan espesa!


En español he redescubierto esta colección de Anaya escrita por Ana y Andrés Guerrero. Me han gustado especialmente porque, pese a su sencillez, cuentan una historia. Una historia con su inicio, su desarrollo y su desenlace. 
El dragón frío, por ejemplo, tiene un problema: no puede echar fuego por la boca. Y así va buscando soluciones hasta que, finalmente, conoce a una dragona.
El perro blanco y el Caracol lento están repletos de buen humor. 
Son libros muy tiernos, muy bien hechos, estupendos para compartir y leer en voz alta, que además alternan la letra mayúscula y minúscula para diferenciar la narración de los diálogos.


¡Feliz fin de semana! 


martes, 14 de noviembre de 2017

Biblioteca para niñas

¡Atención, señora! ¡Atención! ¡Esto es para su hija!

¿Le gustaría que su niña se acercara a los libros? ¿Cree que ahora que ya tiene algunos meses de edad puede ir creando una biblioteca en su habitación acorde a sus características femeninas? ¿Le gustaría que los libros de su pequeña vayan a juego con sus muñecas? ¿Le gustaría reforzar todos los estereotipos de género femenino posibles?


¡Aquí traigo la solución! Tenemos la única, la verdadera, la definitiva, genuina y original... ¡Biblioteca para niñas de la Editorial Saldana! 
¡Seis libros, seis! Para que revisen todos los elementos de vocabulario relacionados con ser una niña, es decir:


ser GUAPA, irse de VACACIONES, llevar un BEBÉ en el carrito, hacer una FIESTA, vestirse de BAILARINA y, finalmente, tras tanto cansancio, irse a dormir y tener dulces SUEÑOS. 


¡Si es que no sé cómo no lo he comprado ya!

(Por cierto, no he encontrado una BIBLIOTECA PARA NIÑOS. A lo mejor no existe porque las chicas somos "más de leer", "tranquilas", "pacientes" y "no estamos por ahí corriendo todo el día").

PD: Léase la ironía.

lunes, 6 de noviembre de 2017

Bailar pegados es bailar, o la experiencia de traducir del español al inglés y vuelta.

Este pasado mes de octubre y principios de noviembre lo he pasado fuera de casa, entre trenes, barcos, guaguas, coches y taxis, hoteles y amigos. Viajando feliz desde el  Festival Internacional del cuento de Edimburgo hasta Gran Canaria, y de ahí vuelta a casa, a seguir trabajando en Tenerife.  

Podría decir que en lugar de venir de trabajar, vuelvo de un baile. Recuerdo el cuento de la princesa de los zapatos rotos, que escapaba cada noche a un mundo subterráneo repleto de espíritus malignos que la tenían embrujada y la obligaban a bailar cada noche. Ella, aunque hechizada, regresaba contenta y cansada, con los zapatos rotos.

En este caso, mis espíritus benignos han sido dos grandiosos compañeros: Wayqui, narrador peruano con el que he contado en Escocia, y David Campbell, narrador escocés con el que he contado en Gran Canaria. Con ellos he bailado durante horas y días. Hemos bailado los cuentos del español al inglés y del inglés al español. Hemos seguido el ritmo, hemos girado, nos hemos pisado, hemos reído, nos hemos cansado juntos. Hemos compartido nuestro baile con cientos de orejas y ojos que han venido a escuchar cuentos a dos voces, a dos lenguas.

Traducir a Wayqui no es nuevo. El año pasado ya compartimos escenario en Edimburgo. Pero este año nos hemos ido de gira, nos han llevado de tour por las islas del oeste y hemos conocido público muy variado y visitado pueblos costeros bellísimos: Bowmore en la isla de Islay, Campbelltown y Lochgilphead. Estamos tremendamente agradecidos al Scottish Storytelling Centre por habernos vuelto a invitar este año. Las historias surgían del variado repertorio de mi compañero según se sintieran en el momento, lo que hacía que todo transcurriese de un modo cálido y cómodo, a pesar de que algunos cuentos eran nuevos para mí y dificultaban la traducción. La experiencia ha sido magnífica de nuevo y estoy deseando repetir.
Traducir a David al español sí que ha sido completamente nuevo. Sus cuentos, más literarios y poéticos y su ritmo, más pausado, me hacía preguntarme cómo resultaría contar con él. Contábamos dentro de la programación de los Cuentos de Miedo de la Biblioteca Insular de Gran Canaria, junto a mi compañero grancanario Néstor Bolaños. La sesión no fue exclusiva y específica de David sino que, en esta ocasión, la preparamos a dos manos. Por un lado, él partió de canciones escocesas (a través de las canciones es como suelen contar gran parte de las historias) y yo extraía la narración y la preparaba; también incluimos sucesos reales que acontecieron en el sangriento Edimburgo del siglo XVIII y alguna historia tradicional de fantasmas del norte de Escocia, del repertorio de David.


Lo que compartí con ambos fue similar y fue, insisto, un baile. Cuando observo las fotos y nos veo haciendo los mismos gestos a la vez, me doy cuenta de lo que importa estar muy presente en la historia que estás traduciendo para que no se pierda nunca el ritmo. La historia es una aunque nosotros seamos dos, las lenguas son dos aunque la historia sea una, y cada uno cuenta a su manera. No traduzco exactamente lo que dicen, la historia pasa por mi filtro como narradora y se impregna de mi estilo, de mis formas, de mi vocabulario. Aprendí a respetar sus tiempos, los tiempos del cuento y también a pisarles si hacía falta en algún momento si la historia lo pedía. Durante una persecución o describiendo un crimen, las palabras iban casi a la vez, corrían y se deslizaban en las dos lenguas hacia los oídos del público. En los momentos calmos o descriptivos todo se frenaba y cada uno se tomaba su tiempo. 

Las críticas recibidas en ambos lugares han sido muy positivas y le cogí tanto el gusto a esto de traducir que el pasado viernes, cuando tuve que contar cuentos para adultos yo sola me sentí… bailando sola. Y bailar de lejos no es bailar. Me encantó bailar pegados. Gracias Wayqui, gracias David. 

jueves, 19 de octubre de 2017

Xavier Deneux, ¡para enamorarse!

Hoy les quiero contar algo sobre XAVIER DENEUX. ¡Qué no decir de este maravilloso ilustrador francés!

Sus libros son sinónimo de delicia, un dulce perfecto, con la textura adecuada y la forma justa. Me declaro perdidamente enamorada de la mayoría de ellos.

Durante los últimos años se ha erigido uno de los mejores y más prolíficos ilustradores que se dirigen a nuestros niños/as de 0 a 3 años. Bebés que pueden morder estos dulces creados específicamente para ellos, que pueden pasar sus deditos por páginas repletas de relieves, texturas y solapas que esconden todo tipo de sorpresas. Suelen ser libros con fondo liso y elementos redondeados, formas muy definidas y de colores planos y vivos. Libros llenos de contraste, hechos de cartón con bordes normalmente redondeados, perfectos para que toquen, pasen las páginas y muerdan. Libros delicados, sencillos, elegantes, perfectos para iniciar a los pequeños en el camino de la belleza estética, aparte de, por supuesto, de las palabras y los juegos. Es, en fin, un lujo para los sentidos. Acercar estos libros a los bebés es acercarles al arte. 

Trabaja para muchas editoriales que tienen sumo cuidado al escoger sus obras para prelectores. Una de mis favoritas es la EDITORIALCOMBEL.

En esta editorial Xavier cuenta con un espacio propio, una colección que han llamado UNIVERSO XAVIER DENEUX. ¡Y qué universo! En el link pueden observar algunos de sus títulos. Entre mis favoritos están:

LAS FORMAS
En este libro propone una forma (cuadrado, círculo…) en la página impar y en la página par un animal que encaja perfectamente en ella. 


MI PEQUEÑO MERCADO
El pequeño mercado es un lujo, funciona parecido a LAS FORMAS. En la página par hay una forma de algún alimento con relieve que tiene que encajar en la impar. ¡Una delicia!


Y no puedo esperar para tener entre mis manos el recién publicado POCO A POCO, en el que un pequeño pájaro va viviendo su vida mientras troquelados a modo de puzle sirven para dar sentido a la historia. Una pieza redonda y amarilla es el sol en una página, pero en la siguiente se le da la vuelta y es un árbol repleto de frutas y flores. ¡Qué preciosidad!



Otra colección que me encanta es la de BLANCO Y NEGRO, en la EDITORIAL OCÉANO TRAVESÍA, donde tiene publicados estos cuatro libros, a cual más delicioso y perfecto para el primer año de vida. 

Si pinchas AQUÍ, podrás ver los títulos que tiene publicados en SM, muchos de ellos con elementos de tacto, ilustraciones únicas y sencillas por página y palabras que determinan los elementos cotidianos que rodean al pequeño. Estupendos para nombrar cosas y acciones e inventarnos historias desde las rutinas del día a día.


En fin, Xavier Deneux, gracias por endulzarnos los días. ¡A disfrutar!

miércoles, 11 de octubre de 2017

Escucha, bebé. Taller de cuentos y música.

Escucha, bebé: te he preparado una sorpresa. Sé que te gusta la música, que disfrutas de la poesía, que te apasiona morder, tocar, besar y mirar los libros que elegimos para ti. Sé que te encanta que tus padres te miren y te canten y cuenten, que te abracen, acunen y bailen contigo. Que te toquen.

Escucha, bebé: esto es para ti.Vendrás a la Biblioteca a hacer este taller y te esperará un lugar cómodo y agradable. Encontrarás tres espacios diferenciados. Uno para escuchar, cantar y bailar, otro para tocar instrumentos y leer con tus papás y un último espacio con materiales de texturas diferentes para que crees tu propio instrumento.

Entrarás y te sentarás delante de tu madre o tu padre, como sueles hacer. Todos los bebés quedaréis colocados en semicírculo, mirándome de frente o casi. A lo mejor al principio estás desconcertado pero en seguida, en cuanto nos saludemos con la canción de siempre, sabrás que todo va bien.

Después de saludarnos contaremos un cuento. Repartiremos pequeños instrumentos para tocar entre todos. ¿Estás listo para seguir el ritmo?

Sé que tienes ganas de moverte, así que ahora nos ponemos de pie y comienzan los cuentos bailados. Caminaremos y saltaremos de un lado para otro al ritmo del tambor y del acordeón. Poesías y libros pondrán texto a melodías variadas y divertidas.


Ahora nos vamos a hacer un recorrido instrumental. Diez instrumentos por los que irás rotando. A lo mejor no los tocas todos pero si uno te gusta más que los demás podrás pasar en él todo el tiempo que quieras.

Cada instrumento incluye un libro o un pequeño texto. Tus papás jugarán a contártelo o cantártelo con el instrumento que les haya tocado y tú aprovecharás para toquetearlo todo, llevártelo a la boca y sorprenderte con tantos sonidos diferentes: piano, ukelele, flautas, percusión, árbol musical, arpa, tambores y mucho más. Se oye un poco de ruido porque sois muchos bebés tocando a la vez pero no te importa mucho: tu familia se lo está pasando muy bien y con eso te basta.


Finalmente crearemos nuestro propio instrumento. Pompones, telas, cintas, papeles con diferentes texturas, algún que otro elemento sorprendente, lentejas y arroz serán el relleno de nuestra botella y con ella habremos creado una maraca sensorial. Te la llevarás a casa y observarás, la morderás y la sacudirás cuando quieras.


Espero que lo disfrutes tanto como yo, bebé.

Gracias por venir.

Gracias, Susi, bibliotecaria de la Biblioteca Pública del Estado de SC de Tenerife, por hacer posibles nuestras locuras, por creer y confiar y crear un espacio para el encuentro de los más pequeños con los libros.
Gracias a Borja Ibrahim por los vídeos.
Gracias, preciosas familias, por dejarse grabar. Por venir y querer más. Por querer contarles y cantarles. 

martes, 10 de octubre de 2017

Cuenta tu cuento, PIALTE 2017-2018

Este curso 2017-2018 arranca con mucha fuerza y numerosos proyectos entre manos.

Uno de ellos es CUENTA TU CUENTO, que llevamos a cabo en equipo Diego G. Renfield, Fabio González y yo y que desarrollamos a través del programa PIALTE, Tenerife Educa, dependiente del Cabildo de Tenerife.

Alumna de 1º preparando la cubierta del libro creado por su aula en el proyecto 2016-2017

PIALTE ofrece un amplio catálogo de proyectos a los centros escolares. Cada proyecto se desarrolla en un nivel y el nuestro está dirigido al alumnado de 1º de Primaria. En la web de Tenerife Educa puedes echar un vistazo, en el catálogo, a todos los proyectos que se estarán desarrollando este curso, así como a otros muchos recursos que pueden ser de utilidad si eres docente.

Cuenta tu cuento tiene como objetivo despertar el interés del alumnado por la creación oral de historias, su ilustración (y escritura) y posterior edición en papel. El producto final es un libro creado por ellos que se dona a la biblioteca del municipio al que pertenece el centro.

Acudimos varias veces al colegio, incluyendo una primera sesión de formación al profesorado. ¿Qué hacemos en cada intervención con el alumnado?

1. De la imaginación a la palabra. En esta primera visita animamos y guiamos a los niños/as en la invención e improvisación de historias a nivel oral. Lo hacemos en base a un tema común que se plasma en la siguiente ilustración, creada ad hoc por Fabio: CASTILLOS Y DRAGONES


2. De la palabra a la imagen y al papel. En esta ocasión hablamos de secuencia y narrativa de la imagen y les animamos a ilustrar el cuento que previamente han inventado.

3. Del papel al libro. Dedicamos tiempo a editar un libro por aula, que aúna todos los cuentos creados.

4. Del libro a la voz. Se cierra el ciclo de oralidad a oralidad. En esta visita llevamos a cabo, como narradores, una sesión de cuentos en la Biblioteca Municipal. Donamos el libro creado por el alumnado y ellos cuentan los cuentos que han creado.

Grupo de 2º de primaria escribiendo el cuento que habían inventado en equipo. Curso 2016-2017

Hemos creado una completa Guía docente repleta de actividades para que el profesorado sea autónomo a la hora de introducir el proyecto en su programación de aula. Estamos teniendo una gran acogida y nos sobra ilusión. Fomentamos el trabajo en equipo en el aula, la participación de las familias en el proyecto y, sobre todo, el acercamiento a las historias, que son el motor de todos los trabajos que iniciamos.

Este curso acudiremos a un total de 25 aulas en centros de Los Cristianos, Guía de Isora, Arico, La Laguna, Santa Cruz de Tenerife, La Orotava, El Sauzal, La Guancha, Icod y el Puerto de la Cruz.

Ya hemos comenzado. ¡A por todas!