miércoles, 2 de noviembre de 2011

La letra sin fin y el Festival Rural de las Eras

Ilustración: Imada Vadillo

www.laletrasinfin.blogspot.com
www.laserasdeeltablero2011.blogspot.com

A veces quedamos embarazados de ideas que parten de un copular creativo, de un impulso álgido de la mente donde entiendes que hay algo que debes y quieres hacer. Entonces hay dos opciones: hacer todo lo posible por que nazca o dejarlo morir.

Joaquín Artime es de los que no entierran nada, y hace dos años, “parió” junto a Elisa Falcón el blog “La letra sin fin”, cuyo objetivo es escribir historias a cuatro manos no únicamente entre ellos, sino donde pudiera participar quien quisiera, libremente, con la condición de que uno comenzara una historia y parara en un punto del que el otro partiría para continuar. Y así hasta el final.

El año pasado, dentro del I Festival Rural de Creación de Las Eras de El Tablero, la experiencia tomó forma de taller de escritura creativa donde vecinos y visitantes podrían participar. Así, creamos entre todos cadáveres exquisitos y cuentos de lo más interesantes, sobre todo porque no hacía falta saber escribir o hacerlo maravillosamente bien. Lo único importante era que había un grupo enorme de personas de todas las edades compartiendo la palabra y la expresión.

Este año, en la segunda edición del Festival, volvimos a participar, esta vez sin la presencia de Joaquín, pero contando con la de Elisa Falcón. Fue el pasado domingo 2 de Octubre. En esta ocasión el grupo que participó fue mucho más numeroso que el del año anterior, y de edades muy variadas, destacando un gran grupo de niños y otro no menos numeroso de ancianos la mar de motivados por contarnos y que escribiéramos, o de escribir.

Fue un taller de menos de una hora, y aún así la participación fue espontánea, ágil, divertida. Todos formaron parte de un modo u otro, incluso secuestramos a algún amigo que andaba por allí para que nos ayudara con los más pequeños.

Al terminar, leímos las historias resultantes, entre ovaciones y risas que nos hicieron marcharnos de allí con el alma bien alimentada. Y ahí no terminaba todo, porque con el paso de los días podrían ver las historias resultantes publicadas en el blog: http://laletrasinfin.blogspot.com

El hecho de participar en un Festival como éste y de verificar cómo toda una comunidad es capaz de unirse para disfrutar de actividades artísticas que van desde la danza, el teatro, la narración, el cine o la escritura es un verdadero placer, sobre todo partiendo de la base de que La Pimentera [Acción Creativa] bajo la dirección de Ana Alonso y Miguel Ángel Mejía y la asociación de vecinos de El Tablero no cuenta con ayudas económicas para hacerlo, y los artistas, altruistamente, igual que ellos, dedican ese fin de semana a compartirse en un entorno Rural y único.

Ese mismo día, por la noche, casi a última hora, conté cuentos con Amarillo Molière (Silvia Torrents y yo en las narraciones y Javier Afonso al piano y guitarra) entre vecinos del pueblo y amigos. Una verdadera gozada.

Aquí, un vídeo resumen de lo que fueron las actividades de ese día en los distintos emplazamientos que el pueblo dispuso para las actividades.


1 comentario:

  1. Ays, Laura, Gracias. Gracias. Y gracias. Por tantos motivos...

    ResponderEliminar